Translate

martes, 21 de febrero de 2017

¿Para qué leemos?| Preguntemos a nosotros mismos.

Como bien se ha visto, mis entradas en el blog son muy íntimamente reflexivas y trato de llevarlas del mundo de la literatura al mundo real. En esta ocasión deseo hacer más participativa mi entrada y hacer que mis lectores se integren en las respuestas y reflexiones acerca de la lectura y los libros. Así que comencemos. Y de antemano muchas gracias a todos los que participen en esta pequeña reflexión colectiva.
Antes pienso que es bueno que tomes nota de lo que vayas pensando, lo que recuerdes o datos que necesites para llevar a cabo esta pequeña, íntima y reflexiva encuesta.
  • Como primer paso te pido que recuerdes alguna experiencia positiva o agradable que hallas tenido con la lectura, con un poema, un cuento o con un libro en particular. Luego intenta recordar las características generales de ese texto (nombre, autor, género...) y de la experiencia.
  • Ahora, dejarás a un lado la buena experiencia que tuviste con la lectura anteriormente mencionada y pensarás en una nueva lectura pero esta vez la peor que hallas tenido; ya sea por una mala experiencia con ella, te recuerda algo o alguien desagradable; bueno, la razón por la cual realmente te desagrade esta lectura.
  • Paso a seguir. Elige una lectura actual que tengas al azar, sin pensar en nada simplemente el primer libro u obra literaria que te llegue a la mente y que poseas en el momento. De ser posible tómala (no importa si es en físico o digital) y trata de pensar en el motivo por el cual obtuviste esta lectura, el momento en que llegó a ti, cuando y por qué la compraste o adquiriste.
  • Nuevamente piensa en otro libro. Pero este es quizá el más importante, y no me refiero a la obra con la que comenzaste en el mundo de la lectura, me refiero a aquel que te ha animado aún más a leer, te ha fascinado y te ha enseñado lo que consideres la mejor enseñanza que te halla dejado un libro. 
Luego de lo anterior, si lo deseas, deja en los comentarios los datos de los libros que has elegido en cada punto. Y por último responde que opinas sobre el párrafo a continuación.
Ciertamente el mundo no merece la belleza de mi existencia, y probablemente yo no merezca la belleza del mundo. Pero como el merecer no siempre va ligado con el deseo y el deber; siento que quizá podría imaginar los mundos que pocos merecen, escribir las aventuras que muchos desean y vivir lo que todos deben. La vida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario